image

 

Después de completar mi curso de ingeniería naval, realice mis practicas en los Estados Unidos por un año. Para ser honesta, sino que tome ese curso porque mi difunto padre quería que yo fuera tripulante y estaba decidida a cumplir su deseo considerándolo como su testamento. Mi vida en los Estados Unidos no fue fácil, probablemente porque no era un camino que deseaba. No era solo el entorno laboral; en mi trabajo me resultaba difícil llevarme bien con mis compañeros de trabajo.

Lo único que me consolaba era mi fe en Dios. Me gustaba ir a la iglesia, aprender la palabra de Dios y ver los videos religiosos. No obstante, nunca abri la Biblia por mi cuenta. Me parecio sorprendente como la gente podia encontrar todos los versículos y ensenar la Biblia.

Dos meses antes de terminar mis practicas, finalmente decidí dejar mi carrera como tripulante. Mi plan era regresar a Filipinas, mi tierra natal, y conseguir un trabajo allí y vivir cerca de mi familia. Tenía la sensación de que podría creer mejor en Dios si volvía a mi patria.

Sin embargo, sucedio algo inesperado: un tifón golpeó Leyte, la isla de donde provengo, por lo cual ya no podía conseguir empleo. Por eso fui a Cebú, que esta cerca de Leyte, y empece a trabajar en un centro de atención telefónica. Bajo el pretexto de que amaba a Dios, continúe yendo a una iglesia protestante de Cebú, y en ocasiones visitaba lugares religiosos y famosos.

Un día , ocurrió un incidente que cambio mi fe. Mientras esperaba a una amiga mía cerca de un restaurante de comida rápida, dos personas que estaban sentadas a mi lado me hablaron. Con la Biblia, me predicaron acerca de Dios Madre. Aun recuerdo claramente habar visto aquel día las palabras Madre de todos nosotros” en el libro de Gálatas. Entonces estudié la Biblia algunas veces en su iglesia, llamada Iglesia de Dios , y recibí la verdad.

Estudiando las palabras de la verdad una tras otra, comprendí que finalmente había encontrado al verdadero Dios, y que todo lo que había atravesado en mi vida fue para conocerlo.

A diferencia de antes, ahora yo misma abro la Biblia y estudio la palabra de Dios, en la cual recibo el verdadero consuelo. Doy mis más sinceras gracias a Dios Padre y Dios Madre por abrirme el camino para guardar esta preciosa verdad.

Rabby Arano Rosa, desde Cebú, Filipinas

4 thoughts on “IDDSMM- Fragancias de Brotes Verdes

  1. Les doy gracias a Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre por permitirnos esta preciosa verdad de la biblia.
    antes de conocer la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial nadie ense?? el secreto de la biblia.
    ahora estoy en la verdad.

  2. Felicidaciones por recibir la verdad, Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre (la Madre celestial).
    Todav?a estar?a los hermanos y las hermanas perdidos en el mundo como la hermana, buscando la verdad.
    Prediquemos a toda la humanidad como la palabra de Dios Padre Ahnsahnghong y Dios Madre.
    Venga a la Iglesia de Dios Sociedad Misionera Mundial (IDDSMM) donde esta la verdad.

답글 남기기

이메일 주소는 공개되지 않습니다. 필수 항목은 *(으)로 표시합니다