iglesia de Dios sociedad misionera mundial

Un hombre pasó por una estación de servicio. Un trabajador limpió el parabrisas del vehículo, mientras cargaba el combustible.

“Gracias por utilizar nuestra estación de servicio. Que tenga un buen día ” dijo el trabajador.

Sin embargo, el hombre dijo que el parabrisas aún se veía sucio y le pidió limpiarlo de nuevo. El trabajador lo limpió una vez más rápidamente.

“Quedó bien. Ahora puede arrancar.”

Sin embargo, el hombre dijo con tono de queja:

” Todavía está sucio. ¿Ni siquiera sabes limpiar el parabrisas?

Entonces el trabajador observó al hombre detenida mente, y luego entró en la tienda, salió con un paño suave y se lo entregó.

“Disculpe, señor, ¿pero podría limpiar sus gafas, por favor?”

El hombre limpió sus gafas con el paño que el trabajador le dio, y miró de nuevo el parabrisas limpio y brillante.

Nosotros no sabemos acerca de nuestro error solo mirando los errores de otros.

3 thoughts on “Manchas

  1. Si esto me pasara, me sentiría tan avergonzada de mí misma. Al leer esta historia, me preocupa haber cometido estos actos arrogantes y ridículos sin saberlo.

답글 남기기

이메일 주소는 공개되지 않습니다.